Reivindiquemos nuestros símbolos patrios. Tengámoslo presente y utilicemos siempre las fechas patrias para volver a lograr que sea una costumbre constante. Es parte de nuestra identidad, de nuestra historia.

Para entender un poco más, el 18 de Febrero de 1812, en época del Primer Triunvirato, se instituyó la escarapela nacional de las Provincias Unidas del Río de la Plata, BLANCA Y AZUL CELESTE, por pedido del creador de la bandera, Manuel Belgrano. En el año 1935 el Consejo Nacional de Educación establecio que este mismo día sea el Día de la Escarapela.

El origen de los colores elegidos no se sabe con certeza, pero se dice que fueron adoptados por primera vez durante las invasiones inglesas (1806-1807) por los Patricios, el primer cuerpo de milicia urbana del Río de la Plata y que luego empezaron a popularizarse entre los nativos. Otra versión sostiene que los colores de la enseña respetaron los distintivos de la Casa de Borbón.

¡La Escarapela es uno de nuestros símbolos que nos da una identidad! ¡Usémosla en nuestras fechas patrias con orgullo y más en el Bicentenario de nuestra Independencia!

 

COMPARTIR