Todos los 7 de Abril se celebra el Día Mundial de la Salud para conmemorar la fundación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ocurrida en 1950. En cada edición, se elige un tema específico de salud con el objetivo de hacer destacar un área de especial interés para la OMS.

Este año el tema elegido es la defensa o búsqueda de la inocuidad (*) de los alimentos como un mensaje necesario para minimizar las posibles enfermedades ( y hasta muertes) provocadas por un mal procesamiento de los alimentos, incluyendo producción y consumo.

Para esto debemos tomar conciencia de que no siempre el alimento fue mal procesado desde la industria, sino que muchas veces uno no realizo bien el procesamiento doméstico para su consumo final.

En este caso, la OMS pone a disposición de los ciudadanos un material con el fin de prevenir las posibles toxinfecciones alimentarias  y que se resume en cinco pilares básicos:

  1. Mantener una adecuada limpieza e higiene tanto personal como de las superficies y utensilios empleados a la hora de procesar o trabajar los alimentos.
  2. Separar los alimentos crudos de los cocinados, así como los utensilios y superficies que van a intervenir en su preparación, todo ello con el fin de evitar la conocida como “contaminación cruzada”.
  3. Cocinar a temperaturas adecuadas aquellos alimentos que requieren un cocinado en caliente asegurándose de alcanzar al menos los 70ºC en su elaboración.
  4. Una vez preparados, mantener los alimentos a temperaturas seguras. Si se van a consumir en caliente y de forma inmediata al menos por encima de 60ºC y si se van a guardar o servir en frío al menos por debajo de los 5ºC.
  5. Elegir materias primas seguras o con suficientes garantías con el fin de elaborar comidas y platos con el mínimo riesgo de toxinfección.

Para un detalle más extenso de las 5 claves, ingresa aquí

DIA MUNDIAL DE LA SALUD II

En este 7 de Abril debemos buscar y crear la oportunidad para que todos estemos alerta y tomemos conciencia de la importancia que tiene el hecho de hacer que nuestro alimento carezca de posibilidades de hacer daño a nuestro organismo.

La responsabilidad de todos es de alertar a quienes trabajan en los diferentes sectores que son parte de la producción y elaboración de los alimentos ( POLÍTICOS, CAMPESINOS, PRODUCTORES, MINORISTAS, PROFESIONALES SANITARIOS y , lógicamente, NOSOTROS LOS CONSUMIDORES) sobre la importancia y la relevancia que tiene lograr que un alimento no genere daño por su mal procesamiento, y concientizar a todos ellos del papel que cada uno desempeña para que todos tengamos un alimento sano y de calidad en nuestros platos cotidianos.

Como parte de la Industria de la Hospitalidad, debemos tomar partido en estas causas, ya que al ser agente multiplicador, todo lo que sea gastronómico, esta íntimamente ligado al TURISMO.

Notas: (*) Inocuidad: incapacidad de hacer daño.

COMPARTIR