Te levantas, desayunas, te duchas y cambias. Salís. Haga frío, calor, llueva o truene. Seguramente, alguna que otra vez,  llegarás tarde por tal o cual motivo pero no te importa. Sabes que vas para lograr intercambiar tu fuerza de trabajo por el dinero que te ayuda a vivir. Le pones el lomo, seguís adelante.

Muchas veces no son justos con vos, sin embargo, sos consciente de que el éxtasis de tener tu dinero, bien ganado y darte los gustos que vos querés, es impagable. Terminas muchas veces fusilado, pero con la cabeza tranquila de que diste lo mejor en tu día, tu semana, tu mes o el año. ¡Tenes tus vacaciones! Te vas o te quedas, es indistinto, disfrutas del momento que te ganaste trabajando duro todo el año.

Tu jefe te reconoce, te felicita, te aumenta el sueldo o te da un premio. Sea o no en plata, un premio, siempre te levanta el autoestima. Es el reconocimiento que esperas.

Si sos tu propio jefe logras, después de tanto esfuerzo, tus objetivos y tus metas. No importa, es el placer del deber BIEN CUMPLIDO.

Te levantas, desayunas, te duchas y cambias. Salís, haga frío, calor, llueva o truene. Seguramente, alguna que otra vez, llegarás tarde por tal o cual motivo, pero no te importa. Sabes que vas para lograr intercambiar tu fuerza de trabajo por el dinero que te ayuda a vivir. Le pones el lomo, seguís adelante.

El ciclo se vuelve a cumplir….y vos seguís, caminando la vida, trabajando para vivir. Como debe ser.

No importa si sos jefe o empleado. Vos tenés tus objetivos, tus metas y tus logros. Y trabajaste para llegar a eso.

¡MUY FELIZ DÍA A TODOS LOS TRABAJADORES!

¡Disfruta de tu día!

COMPARTIR